top of page

Artritis Reumatoide vs Artrosis: Diferencias clave y similitudes

Conoce las principales diferencias respecto a los síntomas, diagnóstico y tratamiento entre dos de las principales enfermedades reumáticas.


La artritis reumatoide (AR) y la artrosis, también conocido como osteoartritis, son dos enfermedades que afectan a las articulaciones, pero tienen causas y características distintas. Aunque comparten algunas similitudes, son enfermedades distintas con características únicas. Por este motivo, comprender estas diferencias es fundamental para obtener un diagnóstico preciso y buscar el tratamiento adecuado para cada caso.

En esta infografía se pueden ver las principales diferencias entre dos de las enfermedades reumáticas más prevalentes, la artritis reumatoide y la artrosis (osteoartritis)
Principales diferencias entre la Artritis Reumatoide y la Artrosis

¿Qué son la Artritis Reumatoide y la Artrosis?


La AR es una enfermedad autoinmune crónica que afecta principalmente a las articulaciones. Se caracteriza por una inflamación de las articulaciones, afectando en primer lugar a la membrana sinovial (tejido que recubre las articulaciones). La enfermedad, con el tiempo, lesiona el cartílago de las articulaciones produciendo dolor e incapacidad funcional.


Por otro lado, la Artrosis es el tipo más común de Artritis. En este caso, la membrana sinovial no se ve afectada si no que en un primer momento se produce una lesión del cartílago de las articulaciones. Esta lesión produce dolor, rigidez articular matutina y, con el tiempo, puede producir incapacidad funcional.



En esta imagen se pueden ver las diferencias entre las lesiones que se producen en la articulación en función de si se produce Artritis Reumatoide o Artrosis (Osteoartritis)
Diferencias en las lesiones de la articulación en la Artritis Reumatoide y la Artrosis

Causas y factores de riesgo


Las causas exactas de la artritis reumatoide y la artrosis aún no comprenden completamente, pero se han identificado una serie de factores de riesgo que pueden contribuir al desarrollo de estas enfermedades.


La Artritis Reumatoide es causada por una combinación de factores genéticos y ambientales. Aunque se desconoce la causa exacta, se cree que ciertos factores desencadenantes, como infecciones virales o bacterianas, pueden activar el sistema inmunológico en personas con predisposición genética. Además, el tabaquismo, el estrés, los niveles bajos de vitamina D y la exposición a ciertos agentes ambientales pueden aumentar el riesgo de desarrollar artritis reumatoide. Además, es más frecuente en mujeres que en hombres.


Por otro lado, la artrosis se relaciona principalmente con el envejecimiento y el desgaste natural de las articulaciones. Los principales factores de riesgo incluyen la edad avanzada, la obesidad, las lesiones articulares previas, la predisposición genética y la actividad física intensa y repetitiva. Además, las enfermedades metabólicas como la diabetes y la gota pueden aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad.


¿Qué síntomas producen?


Ambas enfermedades se caracterizar por producir dolor, hinchazón y rigidez de las articulaciones, pero el dolor producido por la Artritis Reumatoide es constante mientras que en la Artrosis el dolor suele verse aliviado cuando se está en reposo.


Otra diferencia importante entre ellas es que la artrosis sólo produce síntomas en las articulaciones mientras que la artritis reumatoide puede afectar también a otros órganos del cuerpo produciendo fiebre, cansancio, pérdida de peso, dolor de cuello, sequedad en la boca o enrojecimiento de los ojos, entre otros síntomas.


¿Cómo se diagnostican?


Las pruebas que se realizan para diagnosticar ambas enfermedades también presentan diferencias.

El diagnóstico de la Artritis Reumatoide se realiza mediante una valoración de las articulaciones afectadas, así como pruebas de laboratorio. En este caso, el factor reumatoide es una prueba fundamental para establecer un diagnóstico, aunque en las analíticas se valoran también otros parámetros llamados reactantes de fase aguda (VSG y PCR).


Por el contrario, los análisis de sangre y orina no se ven alterados en la artrosis. En este caso, son imprescindibles las pruebas radiológicas para valorar el daño de las articulaciones y poder establecer así un diagnóstico.


Opciones de tratamiento


En ambos casos, estamos hablando de enfermedades crónicas que no tienen cura, por lo que el tratamiento está enfocado en el alivio de los síntomas y la mejora de la calidad de vida de los afectados. Sin embargo, los enfoques de tratamiento difieren debido a las características únicas de cada enfermedad.


En la artritis reumatoide, se utilizan medidas para aliviar los síntomas, pero también existen terapias que tienen efecto sobre los mecanismos que producen la enfermedad. El tratamiento se adapta a las características de cada paciente y suelen llevar una vida relativamente normal si se da con el tratamiento adecuado. En este caso es muy importante hacer frente a los brotes característicos de la enfermedad.


En el caso de la artrosis, el tratamiento se basa en la aplicación de medidas físicas que permitan aliviar el dolor: realizar ejercicio físico aeróbico habitualmente, aplicación de calor local o utilización de plantillas o bastón. En algunos casos se puede recurrir al uso de medicamentos analgésicos para aliviar el dolor y, en casos en los que las medidas anteriores no funcionan, puede ser necesario someterse a una cirugía de reemplazo articular.


Número de personas afectadas


En España, la artrosis afecta al 10% de la población produciendo síntomas en el 29,35% de los adultos mayores de 20 años y en el 80% en mayores de 65 años. En ambos casos las articulaciones más afectadas son la columna y la rodilla.


En el caso de la artritis reumatoide, se estima que en España más de 200.000 personas padecen la enfermedad y cada año se diagnostican en torno a 20 mil casos nuevos. Este dato es importante ya que se considera la más incapacitante de todos los tipos de artritis.

 

En Advantal Pharma somos farmacéuticos

Desarrollamos productos de calidad fabricados en España

para ayudarte a mejorar tu salud.

 

Comprometidos con tu salud y bienestar: Advantal Hierro y Advantal Vitamina D: suplementos nutricionales de máxima calidad y fabricados en España

 

BIBLIOGRAFÍA


[1] ¿Qué es la Artritis Reumatoide? Enfermedades Reumáticas. https://inforeuma.com/enfermedades-reumaticas/artritis-reumatoide/

[2] Artrosis: qué es, síntomas, diagnóstico y tratamiento. https://inforeuma.com/enfermedades-reumaticas/artrosis/

Entradas relacionadas

Factores y grupos de riesgo de la deficiencia de hierro

Avenir Light is a clean and

19 de junio de 2023, 13:46:45

Interacción del hierro con otros medicamentos  y alimentos

Avenir Light is a clean and

5 de mayo de 2023, 11:49:00

Factores que afectan a la absorción del hierro

Avenir Light is a clean and

28 de marzo de 2023, 9:38:33

Toxicidad del Hierro

Avenir Light is a clean and

5 de enero de 2023, 14:38:40

Recomendaciones de dosificación de Hierro

Avenir Light is a clean and

4 de enero de 2023, 17:18:11

Marcadores de los estados del hierro

Avenir Light is a clean and

4 de enero de 2023, 16:09:35

Impacto de la Deficiencia de Hierro

Avenir Light is a clean and

4 de enero de 2023, 14:53:39

Diferencias entre deficiencia de Hierro y Anemia

Avenir Light is a clean and

4 de enero de 2023, 14:13:36

Metabolismo del Hierro: Absorción

Avenir Light is a clean and

3 de enero de 2023, 15:26:01

Síguenos en redes sociales

  • Instagram
  • Twitter
  • LinkedIn
bottom of page